Si el año pasado, el primer cumpleaños de Baby Vitamina, no tenía tematica pero si mucho detalle y decoración, el segundo cumpleaños ha sido un poco más ligero. Debido a que, la llegada del hermano un mes antes de esta celebración, me dejó sin tiempo para hacer las cosas totalmente personalizada.

Por suerte, soy una mujer de recursos, y decidí aprovechar el trabajo que hay detrás de mi web y la tienda vitaminada. Este año hemos celebrado el cumple con un kit de decoración de cumples vitaminados. Y hemos hecho una fiesta temática de indios y vaqueros muy sencilla pero igual, o más si cabe, de divertida que la anterior.

Os cuento algunos detalles del cumpleaños INDIOS Y VAQUEROS de Baby Vitamina:

tipiscumplevaqueros

 

Para el cumpleañero no faltó la camiseta «Happy birthday on the road» de Patchcreu. Podéis ver en las imagenes de arriba lo guapo que estaba el protagonista de la fiesta.

Baby vitamina lucía su 2 bien contento. Se lo pasó bomba abriendo regalos y jugando con los peques que nos acompañaban, que todavía son pocos. Esperamos ir ampliando la familia poco a poco y poder invitar a los compis del cole en las próximas celeraciones.

 

Para la merienda preparamos dos mesas en las que los invitados podían servirse la comida y charlar con los demás de pie. Cada una de estas mesas contaba con una cajita blanca de madera en la que se presentaban las «herramientas»: vasos, servilletas, palillos, cucharas… necesarias para no quedarse ni con hambre, ni con sed.

herramientascumpleindios

 

Antes de servir la comida, con el fin de que no se enfriara mientras esperábamos a todos nuestros amigos y familiares, colocamos las bebidas en capazos de plástico con mucho hielo y agua fría. Así creamos un espacio de refrigerio, donde las bebidas se conservaban frescas. Para servir, justo al lado un mini aperitivo que consistía en frutos secos y patatas fritas en bolsas de papel kraft. A estas tuve que meterles piedras en el fondo para que el viento no se las llevara…

Ofrecer algo de beber a los que iban llegando nos vino bien para ir charlando con todos los vacacioneros que estabamos algunas semanas sin ver. Y así nos íbamos refrescando y cuidando de la sed en la calurosa tarde. El mini aperitivo era un simple refrigerio para ir abriendo el apetito.

 

aperitivoindiosyvaqueros

 

Sobre las mesas, mi primo el electricista me ayudó a colocar unas guirnaldas de bombillas, para transformar la fiesta en una verbena al anochecer. Pero empezó a refrescar (si, el primer día de agosto y todos con manga larga. Suerte que en casa mi madre tiene sudaderas y chaquetas para todos…), por lo que no pudimos disfrutar de la bonita iluminación.

El frío nos obligó a refugiarnos dentro de la casa, sobretodo porque nos iba a resultar imposible encender las velas con el viento que soplaba. Como en cualquier cumple, queríamos soplar las velas y hacer las tipicas fotos toda la familia detrás del pastel.


bervenaindiosyvaqueros

 

La decoración se quedó a solas en la calle por un rato. En cuanto el viento desapareció, la noche se quedó buenísima y los más trasnochadores si conseguimos echarnos unos bailes en la calle bajo las guirnaldas.

Cómo ves, este fue un cumple con anécdotas. Si tu también quieres compartir las tuyas, no dudes en dejar un comentario.

 

 

Share Button

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies